¿Podemos cambiar?

cita-analisis-transaccional

¡Cambiar Sí es Posible!

El cambio es posible, a veces cambiamos forzados por las circunstancias externas (cuando pasamos por una situación dolorosa no elegida) y descubrimos que somos más capaces de lo que pensábamos. También es posible el cambio como actitud interna, querer crecer, descubrir y redescubrir quién soy, quién es el otro, qué es la vida.

Por eso es importante recordar que para cambiar es necesario:

  • Dejar a un lado los prejuicios: Las experiencias y aprendizajes del pasado puede que no nos sean tan útiles ahora y necesitemos abrirnos a nuevas formas de pensar y actuar.
  • Experimentar desde la curiosidad y dejarnos sorprender: Los niños están continuamente aprendiendo porque para ellos todo es nuevo, nada es fijo, y en cualquier momento puede ocurrir algo que les llame la atención y capte su motivación.
  • Abandonar la queja y tomar la responsabilidad de lo que nos ocurre: Los comportamientos victimistas, o las rebeldías mal canalizadas no cambian la situación no nos hacen crecer, al contrario, confirman las ideas preconcebidas que teníamos ante lo que nos sucede (“lo ves, como no sirve para nada”, “es el otro el que tiene que cambiar”, etc.). Sin embargo, cuando reconocemos nuestra responsabilidad ponemos en marcha los mecanismos necesarios para cambiar y encontrar nuevas soluciones.
  • Poner conciencia en las experiencias que vivimos: Como adultos tenemos la capacidad de darnos cuenta de lo que nos sucede, meditar y reflexionar sobre ello para decidir si es bueno para nosotros o no, cómo nos sentimos, qué necesitamos, qué queremos hacer con ello. A veces la conciencia es dolorosa pues nos indica algo que va “mal”, pero al mismo tiempo es necesaria para cambiar de actitud y practicar otros patrones de pensamientos, sentimientos y acciones. Además, cuando de verdad ponemos conciencia en nuestras vivencias nos damos cuenta que tenemos muchas cosas que agradecer, dar valor y nos hacen sentirnos mejor cuando las valoramos.
  • Relajarnos y simplemente dejarnos llevar: que sea la experiencia vivida la que nos informe de la realidad, no nuestras ideas preconcebidas, miedos o expectativas, la mayoría de los miedos son irracionales y solo ocurren en nuestra cabeza.
  • Reconocer nuestra individualidad, el ser único que yo soy: Es muy importante conocerme, identificar mis fortalezas y debilidades, dejar de luchar, de compararnos con los demás o con nuestros ideales y aceptarnos tal y como somos.
  • Cuidar nuestras relaciones: Cuando cuidamos las relaciones éstas son fuentes de satisfacción, aprendizaje y felicidad. Una buena relación nos nutre.

Cuando cambiamos como consecuencia de una motivación interna descubrimos que no solo queremos estar bien, ¡sabemos que podemos estar mejor y vamos hacia ello! En la vida lo único que permanece constante es el cambio, y crecer es la consecuencia.

¿Quieres cambiar? En AUTOAPOYO te proponemos sesiones individuales y grupales (presenciales y online) en las que acompañarte y transitar este proceso de cambio y crecimiento.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.